El amor en los tiempos del desamor

Estoy por ti / Te quiero, Baskonia. Una declaración de amor por la afición. Amor por el equipo de tu vida.

Más allá de ser un constructor cultural, el amor es un sentimiento que trasciende todas las civilizaciones. El motor biólogico que nos une, completa, alegra y da energía para convivir, comunicar, crear una familia, un grupo, un club, un equipo…Y este mecanismo compulsivo que se nutre de la emoción, transforma estos sentimientos y los convierte en energía produciendo el movimiento que permite la interacción entre las personas y los grupos. Y el sentimiento de pertenencia a los mismos.

Nuestra línea creativa para la campaña de abonados es una declaración de amor por los colores del club, del equipo y sus jugadores.

Los dos esloganes son parte de la misma idea, codificada a partir de este motor emocional, que implica reciprocidad: El Baskonia declara su amor a la afición / la afición ama a su equipo, en una manifestación de su devoción, respeto, compromiso y lealtad con el equipo, los jugadores, los colores, la ciudad.

 

Tocar el corazón. La emoción como camino creativo

Últimamente, la publicidad del Baskonia se ha movido en el terreno de la gesta épica. Códigos cinematográficos que recuerdan películas de espartanos, de aguerridos gladiadores con un coliseo recién levantado a sus espaldas. Simbología y claves muy masculinas, de películas y referencias culturales que definen un tipo de cine. Está en la esencia de los encuentros deportivos el medirse entre guerreros.

Según se nos pidió en el briefing, planteamos una propuesta de campaña orientada a la emoción, dirigida a tocar la fibra, a conquistar el corazón. Y lo hacemos desde una apelación a códigos románticos, con la intención de despertar los sentimientos de pertenencia a un grupo, el amor por los colores, la parte sensible que mira el deporte de la ciudad como una identidad de grupo, de colectivo, de afecto patrio por la ciudad, el territorio…El equipo que representa los valores, el carácter, la personalidad y el temperamento de una ciudad, de un territorio.

 

El Baskonia comenzó su campaña de abonados 2014-2015, y lo ha hecho una vez más apelando a la emoción. El club ha comenzado a enviar cartas con forma de ramo, en la que se pueden ver rosas azules y granas, y con el lema “Estoy por Ti-Maite Zaitut”.

Baskonia insiste en su carta en el amor del club hacia sus aficionados, como si se tratasen de dos enamorados en la que el Baskonia es quien pide a su pareja que no le abandone. El club es consciente de la posible sangría de abonados que sufrirá este año y por ello ha enviado esta carta a sus aficionados.

Soy el equipo de tu vida, Y tú lo eres todo para mí. Tú me das la fuerza. Tú me das la energía”. La carta también asegura tajante: “Sé que tú sientes lo mismo por mí. Amor por los colores de tu equipo y por sus jugadores, por tu club, por tu ciudad”.

El Baskonia insiste en su carta que el aficionado es para él “lo más importante: Quiero seguir conquistando tu corazón”.

 

Ramo de flores

Entre la parodia y el humor, el club remitió a los abonados una carta en forma de ramo de flores con los colores azulgranas donde proclama una especie de declaración de amor: «Soy el equipo de tu vida y tú lo eres todo para mí. Tú me das la fuerza y la energía. Tú me haces grande», rezan las misivas enviadas a los socios. En otros párrafos, la entidad del Buesa Arena tuvo claro la necesidad de decirle a sus aficionados que fueron y siempre serán «lo más importante» y que sabe que el sentir es recíproco. «Tú sientes lo mismo por mí, amor por los colores, por tu club, por tu ciudad».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *